Los Esteroides



Como todos sabemos nuestro cuerpo no es más que un sinfín de reacciones químicas.

Cuando nuestro cuerpo genera reacciones químicas que se encuentra fuera del espectro normal de su funcionamiento probablemente encontremos agentes externos interactuando como es el caso de las drogas.

Muchas drogas como es el caso de la Marihuana o la Cocaína liberan en nuestro organismo sustancias que logran quebrar el orden natural de nuestro cerebro generando sensaciones tales como bienestar relax o excitación.

Pero no solo podremos hablar de drogas prohibidas por las leyes vigentes como generadoras de un desorden químico, en el caso de los analgésicos o los ansiolíticos los mismos son capaces de inhibir o provocar sustancias químicas existentes para favorecer la salud del paciente.

Enmarcados en este contexto encontramos que el ejercicio no se encuentra exento de este proceso químico que genera nuestro cuerpo al entrenarse. El entrenamiento físico genera un sin numero de sustancias asociadas al mismo, un ejemplo claro es la acumulación de acido láctico que sufren nuestros músculos luego de un esfuerzo prolongado, lo que requiere de un estiramiento adecuado para no sufrir dolores posteriores.

¿Pero como podremos alterar la química de nuestro cuerpo para aumentar nuestro desempeño deportivo?



En realidad lo podemos hacer de muchísimas formas existen infinidad de sustancias ligadas a mejorar muchos procesos, como es el caso de la nandrolona ligada a la rápida recuperación muscular luego de ejercicios prolongados o los esteroides asociados al crecimiento muscular.

Es en este marco, en el de los esteroides detallaremos su práctica sus peligros y sus potenciales efectos sobre el cuerpo humano y el desempeño deportivo.

Este tipo de sustancias no son más que derivados sintéticos de una hormona natural denominada, testosterona.

Estos derivados sintéticos logran aumentar el crecimiento del músculo esquelético y la masa corporal.

Este tipo de productos que tuvieron un auge importante en décadas pasadas utilizados principalmente por deportistas de alto rendimiento que encontraban en su implementación la posibilidad de aumentar su desempeño deportivo de forma rápida, son inyectados o ingeridos por vía oral.

Los consumidores de este tipo de fármacos los consumen de manera cíclica, ósea pasan por periodos donde su consumo es diario para luego permitirse un impas, con esto logran detener algunos de los efectos negativos de su consumo.

Otros por otra parte suelen mezclar varios tipos de esteroides para favorecer los resultados y acelerar el mismo esta practica es denomina amontonamiento o straking.

Alteraciones en la composición corporal



Estudios efectuados sobre animales machos castrados y hembras normales, han mostrado un aumento considerable de la masa magra, en retención de nitrógeno y crecimiento muscular.

Con respecto al peso corporal el mismo no presento cambios en animales que no desempeñan actividades físicas.

En el caso de los seres humanos, encontramos que los hombres con bajos valores de andrógenos, presentaron aumentos importantes en el desarrollo muscular.

El nivel de retención de líquidos explicaría los cambios ocasionados por los esteroides en la composición corporal por lo tanto solo estaríamos en condiciones de afirmar que los esteroides propician el aumento de peso en la masa magra.

Alteraciones en la fuerza muscular



Esta es una de las variables por no decir la más importante la cual conlleva al tratamiento con esteroides.

Los deportistas buscan además de un resultado estético que los destaque del resto de sus pares el aumento de la fuerza muscular, principalmente en deportes relacionados con la fuerza muscular, como el levantamiento de pesas.

El protagonismo de los esteroides en la fuerza muscular es controversial, los expertos aseguran que la misma corresponde a tantos factores y variables como herencia genética, intensidad del entrenamiento, dieta o estado psicológico, que atribuir una ganancia de la misma directamente a la intervención de una droga seria muy arriesgado.

Si bien algunos defensores de su consumo como levantadores de pesas experimentados aseguran que gran parte de su performance es debido al consumo de esteroides, otros aseguran que sus éxitos deportivos corresponden mas a un factor psicológico propiciado por el consumo de esteroides, que a sus consecuencias físicas.

Varias pruebas efectuadas con atletas que consumían esteroides y otros a los cuales simplemente se les otorgaba un placebo, logro desmontar que si bien puede existir un aumento del rendimiento deportivo no es tan relevante como se puede considerar, otorgando mayor relevancia al tipo de intensidad en el entrenamiento y estado psicológico del atleta que al efecto de la droga.

Por otro lado si podemos afirmar que los efectos de los esteroides son aun mas relevantes en mujeres y niños producto de que los mismos carecen de niveles altos de andrógenos.

Si bien existe mucha discrepancia sobre el verdadero valor agregado a la fuerza muscular que pueden aportar los esteroides los tres mecanismos que se han propuesto respecto a las acciones de los esteroides para aumentar la fuerza son:

Capacidad aeróbica de los esteroides.



Muchos podrían pensar que al aumentar el volumen sanguíneo y la hemoglobina significaría un aumento de la capacidad aeróbica del atleta, pero los estudios efectuados no demuestran que estos factores estén ligados directamente al aumento de dicha capacidad.

Esto quedo demostrado en amplios estudios en los cuales solamente tres pudieron aportar datos de carácter relevante de dicha relación.

Que reacciones biológicas generan los esteroides.



Los esteroides como comentamos anteriormente son ingeridos vía oral o inyectados de forma intramuscular.

En el caso de ser inyectado la sustancia ingresara directamente al torrente sanguíneo actuando de forma inmediata, mientras que al ser ingerido vía oral las mismas son recibidas por el tracto gastrointestinal el cual destruye las tabletas y envía en contenido de las mismas al torrente sanguíneo.

Los esteroides en el torrente sanguíneo se encuentran en pequeñas moléculas esteroideas, las cuales circulan por el torrente sanguíneo en búsqueda de células específicas con las cuales interactuar.

Las células con las cuales interactúa los esteroides son aquellas que poseen “receptores esteroideos” estos receptores son característicos de las células musculares.

La célula muscular se acopla a la molécula esteroidea rechazando otras moléculas que no combinan con sus receptores. Cuando la célula muscular logra acoplar a sus receptores moléculas esteroideas es cuando consigue absorber la información que la molécula trasmite modificando así su comportamiento.

Esta modificación se da debido al complejo conformado por el receptor y la molécula esteroidea, dicho complejo viaja al núcleo de la célula donde se une a secuencias existentes de acido nucleico del DNA.

Es en este ámbito donde el mensaje es trasmitido y donde una nueva plantilla de DNA es fabricada. Luego el acido ribonucleico abandona el núcleo de la célula uniéndose al RNA en el cipotlasma donde se dará acabo una síntesis proteica. Luego que el complejo receptor actué sobre la célula el mismo la abandona, regresando al torrente sanguíneo siendo extraído por la linfa que se dedica a excretarlo a través de la orina.

Conclusión.



El consumo de esteroides defendido por algunos atletas, es de manera irrefutable nocivo para la salud.

Si bien existen personas que logran su utilización controlada, la misma esta asistida por profesionales en la materia y con controles médicos pertinentes, no todos los organismos son iguales y presentan las mismas reacciones al uso de este tipo de drogas.

Si usted esta pensando en utilizar algún tipo de esteroides para aumentar su rendimiento deportivo tenga en cuenta que si no lo hace de manera responsable y correctamente informado los resultados podrían ser nefastos.

Por ultimo considere lo poco que ganara utilizando esteroides y todo lo que puede perder.







Autor: Bloggerprise detodounpoco10@adinet.com.uy